Objetivos y Funciones

La Junta Electoral Provincial de Tucumán es el organismo de carácter constitucional creado en el marco del sistema democrático y republicano para organizar, arbitrar, fiscalizar y controlar los procesos de elección de autoridades en la provincia rigiéndose por la Constitución y las leyes Electoral (Ley 7876 y modificatorias) y de Partidos Políticos (Ley 5454 y modificatorias) para garantizar el cumplimiento del derecho de los ciudadanos a elegir libremente sus gobernantes. De esta manera, contribuye a dar materialidad al principio de la soberanía popular y a la efectividad del pleno ejercicio de los derechos políticos de elegir y ser elegidos en igualdad de condiciones, tanto de la ciudadanía como de las agrupaciones políticas.

 

La Junta Electoral Provincial  tiene su asiento en la Capital de Tucumán y está presidida por el Presidente de la Corte Suprema de Justicia, con dos vocalías a cargo del Ministro Público Fiscal y del Ministro Pupilar y de la Defensa de la provincia. El objetivo es conducir el proceso electoral otorgándole legitimidad y confianza de parte de la ciudadanía actuando con justicia, celeridad, planificación, transparencia y eficacia.

 

Funciona con los fondos fijados en el Presupuesto General de la Provincia, cuyo monto podrá ser incrementado por el Poder Ejecutivo, en la medida que lo requiera la organización y el control de los comicios.

 

A través de la conducción del proceso electoral con total apego a las normas y en diálogo permanente con los partidos políticos y los ciudadanos que así lo requieren, la Junta Electoral Provincial apunta a fortalecerse como una institución confiable, eficaz e íntegra. Pero también en una visión estratégica, se propone contribuir a la consolidación de la democracia a través de capacitaciones sobre el sistema electoral y las formas concretas de participación ciudadana para mejorar la calidad de la representatividad de la democracia fortaleciendo el respeto a los derechos civiles y políticos de las personas.

 

También se propone promover una cultura de valores democráticos en las generaciones actuales y en las futuras mediante el uso tecnologías e innovación, así como en la capacitación cada vez más extensa y profunda del propio personal de la Junta Electoral.

 

En función de estos objetivos, la Junta Electoral provincial garantiza con neutralidad y eficiencia que el resultado de las elecciones refleje la voluntad popular expresada en el voto de la población permitiendo la emisión del sufragio de todos los tucumanos habilitados, aun los que se encuentran en las poblaciones más alejadas.

 

Pero además, la JEP adquiere el compromiso expreso de optimizar sus funciones y actividades fomentando la participación de todos los sectores, de perfeccionar los procesos auditables y a ejecutar planes de mejora permanente para conseguir una mayor inclusión, participación y satisfacción de la ciudadanía.

 
valid xhtml valid css